Celebrando el Bicentenario
Actos del 25 de mayo

El pueblo lució engalanado: calles, edificios públicos, vidrieras de comercios e instituciones, casas particulares, adornados con banderas, figuras e inscripciones alegóricas.
A las 9.00 hs. se celebró el Tedeum en la Capilla  Inmaculada Concepción a cargo del Padre Orlando Nicoletti, con la presencia de autoridades, docentes, alumnos y público en general acompañados con banderas de todas las instituciones de la localidad.

A continuación, se organizó el desfile cívico hacia la plaza San Martín al compás de los acordes de la Banda de Música Municipal dirigida por el profesor Omar Moreira.
A su llegada al lugar previsto, se inició el Acto con el izamiento de la Bandera en el mástil de la plaza  efectuado por el Sr. Intendente y autoridades, allí fue descubierta una placa recordatoria con la siguiente inscripción:
“La comunidad de Santa Eufemia  adhiere fervorosamente al Bicentenario de la Patria "
1810  -  2010
Municipalidad de Santa Eufemia

Se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino interpretado por la Banda Municipal.
El discurso estuvo a cargo del Sr. Intendente Don Gerardo Mario Allende, quien destacó:
"El Bicentenario ha despertado todo tipo de evocaciones y balances históricos. La importancia de Mayo es evidente, se trató del inicio de un movimiento potencialmente emancipador que disparó el proceso de construcción de una Nación que terminó siendo la República Argentina, aún cuando se discutan las diferentes acepciones e implicancias que tuvo este hecho "revolucionario".
"Sólo el conocimiento del pasado permite conocer la verdad del presente. Por ello, reexaminarlo, señalar los diferentes modos en que fue comprendido e identificar algunos de sus eventuales legados puede resultar una tarea útil y relevante."
"Si los eventos de Mayo simbolizan el inicio de la ruptura de algunas cadenas que oprimían el cuerpo de una nueva nación en potencia, puede ser oportuno pensar hoy cuáles son las nuevas cadenas que entorpecen el desarrollo nacional y la conquista de una sociedad justa."

Representación artística de los  distintos establecimientos educativos:
Jardines de Infantes "Rosario Vera Peñaloza" y" Bernardino Rivadavia": Desfile de vestimentas de la época.
Centros Educativos "Comandante Andresito" puso en escena una comedia,  “Una receta especial”; "Belisario Roldán": Representación de los hechos de 1810 "Bernardino Rivadavia": Diálogo en la cocina de Saavedra.
CENMA: Síntesis de las Teleconferencias
Inst. Secundario Dr. M. Belgrano: Obra de teatro alusiva a la fecha. 
Danzas a cargo de la Academia Flor de ceibo
Finalizado el acto  se invitó a los alumnos a tomar chocolate acompañado con alfajores

GALERIA DE FOTOS

Discurso del Sr. Intendente Gerardo Allende

Autoridades Municipales, eclesiástica, policiales, educativas, representantes de fuerzas vivas, vecinos de nuestro pueblo, hoy nos reunimos en esta Plaza para conmemorar los 200 años  de la Revolución de Mayo de 1810.

El Bicentenario ha despertado todo tipo de evocaciones y balances históricos. La importancia de Mayo es evidente; se trató del inicio de un movimiento potencialmente emancipador que disparó el proceso de construcción de una Nación  que terminó siendo la República Argentina, aun cuando se discutan las diferentes acepciones e implicancias que tuvo este hecho “revolucionario”.

Este acontecimiento histórico, en ese sentido, se erigió como ese “mito de los orígenes” que remonta nuestra identidad a 1810  y lo hace el más portentoso de nuestra historia.

Sólo el conocimiento del pasado permite conocer la verdad del presente. Por ello, reexaminarlo, señalar los diferentes modos en que fue comprendido e identificar algunos de sus eventuales legados puede resultar una tarea útil y relevante.

La Revolución de Mayo, puede ser recuperada, más allá de sus contradicciones y ambigüedades, como una gesta de lucha contra ciertas formas de poder y de privilegios y por la creación de algo nuevo.

Quizás no fue globalmente un movimiento democrático y popular, pero en sus entrañas y en su desarrollo, expresó algunos de estos componentes, cuyo reconocimiento aporta a los dilemas de la actualidad.

Si los eventos de Mayo simbolizan el inicio de la ruptura de algunas de las cadenas que oprimían el cuerpo de una nueva Nación en potencia, puede ser oportuno pensar hoy cuáles son las nuevas cadenas que entorpecen el desarrollo nacional y la conquista de una sociedad justa.

En este sentido, muchos de los desafíos abiertos en 1810, mantienen su vigencia: el de la recuperación de la autonomía y la autodeterminación; el de conquistar una verdadera unidad nacional; y el de conformar una identidad cultural en la diversidad, múltiple y plural.

Pensando así, el actual Bicentenario de la Revolución de Mayo, puede servir para diseñar y construir el futuro, renovando nuestro sentir ciudadano y reconquistando aquella suerte de un país posible acorde a nuestros tiempos.

Muchas Gracias.-